GAUD� Y EL MODERNISMO EN CATALU�A / Arquitectura / Gaud� / Cer�mica

     Inicio   Modernismo   Paseo   Museo Virtual   Arquitectura   Escultura   Pintura    Artes Decorativas   Literatura   M�sica

     �rea especial:   Catedrales del vino   Edificios desaparecidos   Modernismo funerario   Proyectos no realizados   Modernismo catal�n fuera de Catalu�a

     Bibliograf�a   Novedades Web   Prop�sito   Cont�ctenos   Datos de audiencia

ANTONI GAUD� I CORNET  (1852-1926)

La cer�mica en la obra de Gaud�

  [English] [Catal�]
 GAUD� - El hombre - S�ntesis biogr�fica
Biografia ampliada:  Nacimiento e infancia   La saga de Gaud�   Estudios y primeras actividades profesionales   Finalizaci�n de los estudios de arquitectura   Inicios profesionales   La vida sentimental de Gaud�   La plenitud    �ltimos a�os 
Cronolog�a   Influencias   El pensamiento pol�tico y patri�tico de Gaud�   Amigos de Gaud�   Colaboradores de Gaud�
 La obra Obra arquitect�nica:   En Catalu�a   Fuera de Catalu�a
Estilos caracter�sticos:   Per�odo preliminar  Mud�jar-Morisco  G�tico evolucionado  Naturalismo expresionista  S�ntesis org�nica
Aspectos T�cnicos:   La t�cnica arquitect�nica de Gaud� Geometria y mec�nica  
Aspectos Decorativos:   La cer�mica   El mobiliario   El hierro y otros metales   Los vitrales
 Fuentes y otra informaci�n Links   Bibliografia   Librer�a sobre Gaud�   Otros Arquitectos Modernistas Catalanes 

Gaud: Torre de El Capricho de Comillas con abundante decoracin cermica.
La cer�mica en la obra de Gaud�:
El Modernismo fue pr�digo en la utilizaci�n de la cer�mica, no solo en Catalu�a, tambi�n en Valencia o en otros lugares de la pen�nsula Ib�rica. Pero esto tambi�n ocurre en el Art Nouveau en muchos sitios de Europa. Recordemos como ejemplo la Majolikahaus de Otto Wagner en Viena. Por lo que se refiere a Gaud�, la cer�mica es omnipresente en su obra. Es tal vez uno de sus elementos m�s caracter�sticos, que analizaremos con criterio cronol�gico en su obra.
Ya en el a�o 1879, hallamos la primera referencia a Gaud� en los libros de la f�brica de cer�mica Pujol i Bausis - ver el trabajo de P�a Subias dentro del libro Tradici�n y modernidad, la cer�mica en el modernismo, publicado don motivo del IX Congreso Anual de la Asociaci�n de Ceramologia -, en que se menciona un color amarillo al que se le menciona con el nombre de Gaud�. Posteriormente persisten estas referencias y las volvemos a encontrar en los a�os 1882, 83, 84, 93 y 94. Esto nos indica que desde sus primeras obras, Gaud� ya utiliz� los recubrimientos cer�micos como un elemento esencial en sus trabajos.

En la casa El Capricho tambi�n conocida como Villa Quijano en honor de su propietario, en la villa c�ntabra de Comillas, construida entre 1883 y 1885, ya encontramos una extensa decoraci�n cer�mica producida probablemente en la f�brica Pujol i Bausis de Esplugues de Llobregat. En todo caso, el oGaud: Pabellones Gell con paredes exteriores totalmente cubiertas de cermica.rigen tambi�n podr�a del todo o en parte ser otro, pero lo que es cierto, es que en El Capricho, Gaud� cre� unas fachadas con predominancia de ladrillo amarillento y rojizo dispuesto en franjas horizontales, altern�ndolo con piezas cer�micas que representan girasoles en relieve a su vez alternando con otras piezas verdes que le dan a la fachada un aspecto ondulante de gran elegancia. La torre est� casi completamente recubierta de cer�mica en relieve.

Para los Pabellones G�ell en Barcelona, construidos en el a�o 1883, Gaud� escoge baldosas de un solo color azul y verde y otras jaspeadas de los mismos colores con los que adorn� con austeridad los muros de obra vista. El exterior muestra una rica decoraci�n cer�mica de color claro con formas de concha que ocupan la mayor�a de las superficies, excepto las que expresamente quedan con su base de obra vista y los coronamientos que tienen decoraciones variadas frecuentemente tambi�n completadas con cer�mica policroma.

Una de las obras de Gaud� con m�s contenido cer�mico es el Park G�ell. Efectivamente, en toda la importante extensi�n del parque, encontramos elementos cer�micos de formas y dibujos muy variados. Muchas zonas del parque, especialmente la entrada, la escalera principal, la sala hip�stila y la gran plaza nos muestran un estallido de formas y de colores en cer�mica. Esta riqueza ya se nota antes de entrar al Park,Gaud: Tejado y Torre de la Tienda del Parc Gell totalmente recubiertos de cermica. puesto que empezando desde el exterior, toda la pared de cierre est� llena de medallones y motivos cer�micos. Todos estos adornos son de dimensiones importantes y tienen como motivo b�sico la P de Park y la G de G�ell con fondos de colores variados - rojo, azul, blanco, verde, etc., con dibujos y formas siempre diferentes. Esta disposici�n permiti� a Gaud� romper con cualquier idea de monoton�a y aplicar su principio de que el color debe estar siempre presente en toda obra arquitect�nica.
En la puerta de entrada, los edificios de conserjer�a - Administraci�n - y la Tienda, a ambos lados de la puerta principal son tambi�n de una riqueza extraordinaria de color y de fantas�a con un tejado recubierto completamente de "trencadis" con predominio de los colores marrones en la conserjer�a y del blanco y azul en la tienda. El resto de las fachadas de estos dos edificios, presentan muchas tonalidades diferentes con ventanas enmarcadas con cenefas florales cer�micas y nuevamente los medallones haciendo referencia al promotor - G�ell -.
Hoy en d�a, parece claro que estos "trencad�s" son procedentes de la f�brica Pujol i Bausis en Esplugues de Llobregat. En la decoraci�n de los tejados, Maria Pia Subias encuentra una recuperaci�n de la tradici�n g�tica catalana y valenciana defendida por los arquitectos Font i Gum� y Antoni Maria Galliss�. Seg�n la misma autora, en las c�pulas de la conserjer�a podemos encontrar baldosas dibujadas por este �ltimo arquitecto y tambi�n baldosa procedente de Manises y Onda en el Pa�s Valenciano.
Antes de subir por la escalera central, podemos admirar a la derecha las almenas recubiertas de cer�mica que coronan la cueva y los motivos cer�micos decorativos situados debajo. M�s arriba y ascendiendo ya por la escalera, en los rellanos encontramos a ambos lados alternando con el "trencad�s" blaGaud: Detalle de la parte anterior del banco ondulado del Park Gell. nco de las barandillas diversos medallones hexagonales con motivos florales y arabizantes diversos. E el centro de la escalera nos esperan la serpiente y el drag�n con una cer�mica de un cromatismo muy mediterr�neo.
Llegados al nivel de la Sala hip�stila, nuevamente una gran demostraci�n de decoraci�n cer�mica con las bases de las columnas recubiertas hasta un cuarto de su altura con baldosa blanca. Pero lo m�s impresionante, es quiz�s el recubrimiento del techo con "trencad�s" blanco, decorado con numerosos medallones representando el sol y la luna en estaciones diferentes.
Nos queda todav�a llegar al climax de todo el esplendor y magnificencia de la imponente decoraci�n cer�mica que presenta el Park. Nos referimos al banco ondulado que siguiendo la idea general de Gaud�, realiz� Josep Maria Jujol. Este es probablemente el m�s espectacular ejemplo de "trencad�s" de todo el mundo. La mayor�a de las piezas cer�micas que lo componen son de Pujol i Bausis. Est� documentado el env�o de 12.000 baldosas en junio del a�o 1904, pese a que, como en otros casos, tambi�n intervinieron otros fabricantes como Sebasti� Rib� y otros de Manises y Onda en el Pa�s Valenciano. La restauraci�n a que fue sometido elGaud: Terrado de La Pedrera con una sobria decoracin cermica. banco opt� por sustituir las piezas estropeadas, por otras de color blanco, con la idea de no alterar los dise�os originales de Gaud� y Jujol, pero posteriormente estos trabajos han sido sometidos a algunas cr�ticas. Sobre este tema, ya sabemos que en Barcelona cualquier restauraci�n de monumentos, inevitablemente, genera pol�micas.

La fachada exterior de la Casa Batll� en el Paseo de gracia de Barcelona es una org�a cer�mica. Cuando vemos el edificio sorprende la espectacular sinfon�a de colores, en el que predominan las tonalidades verdes y azules de una brillantez y una nitidez remarcables. La fachada posterior, mucho m�s austera tambi�n muestra una decoraci�n cer�mica que procede de las f�bricas de Pujol i Bausis y de Sebasti� Rib�. El patio interior presenta un degradado en morat�n que procede de la f�brica de Sebasti� Rib� en Sant Mart� de Proven�als - actualmente barrio del Clot de Barcelona -.

Las chimeneas de La Pedrera tambi�n presentan una decoraci�n cer�mica procedente de Pujol i Bausis, aunque el conjuGaud: Casa Vicens, con una profusa decoracin cermica.nto del edificio tiene un aspecto muy diferente a la riqueza crom�tica de la Casa Batll�, al imponerse de una manera total la piedra y el hierro forjado, por lo tanto con una coloraci�n mucho m�s uniforme.

Poco o mucho, vemos que todas las obras de Gaud� muestran una notable riqueza de decoraci�n cer�mica. Todav�a podr�amos ampliar considerablemente esta pagina con otros ejemplos como la Cripta de la Colonia G�ell, el Palacio G�ell, Bellesguard, el Colegio de Santa Teresa o el interior del Palacio Episcopal de Astorga, pero nos limitaremos a a�adir una menci�n a otra de sus obras de juventud, la Casa Vicens, no porque el propietario fuera fabricante de baldosas, dato que cada vez es m�s discutido, sino por mostrarnos, como El Capricho, una obra temprana con un notable dominio de los elementos cer�micos con un cromatismo de grandes contrastes, que probablemente en su �poca de construcci�n deb�a de escandalizar a m�s de un purista.

 
 

SUBIR

ANTERIOR

POSTERIOR

INICIO