GAUD� Y EL MODERNISMO EN CATALU�A / Arquitectura / Escultura / �rea especial / Modernismo funerario / Cementerio de Olius

     Inicio   Modernismo   Paseo   Museo Virtual   Arquitectura   Escultura   Pintura    Artes Decorativas   Literatura   M�sica

     �rea especial:   Catedrales del vino   Edificios desaparecidos   Modernismo funerario   Proyectos no realizados   Modernismo catal�n fuera de Catalu�a

     Bibliograf�a   Novedades Web   Prop�sito   Cont�ctenos   Datos de audiencia

CEMENTERIO DE OLIUS

[English] [Fran�ais] [Catal�]
� Sobre el cementerio de Olius:  Datos pr�cticos   Historia   El arquitecto   Descripci�n   Comparaci�n con otras obras modernistas funerarias   Im�genes
� Fuentes e informaci�n adicional: 
Otras obras funerarias Modernistas   Agradecimientos y fuentes
Cementerio de Olius: Vista general de la entrada al recinto 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Retrato de Bernard Martorell i Puig, el arquitecto del Cementerio de Olius **

Datos pr�cticos:

Direcci�n:     Parr�quia d'Olius  OLIUS (Solson�s).
Inter�s:
  xxxx(2 sobre 5). Las calificaciones de inter�s solo se otorgan a obras de una importancia reconocida.
Estado de conservaci�n:  Tanto el cementerio com los panteones estan en
Buenas condiciones.                       
Visitas: 
Cementerio abierto todo el a�o.


Historia:
Las disposiciones en materia de higiene dictadas por Carlos III en el siglo XVIII que obligaban a la eliminaci�n de los antiguos cementerios parroquiales, obligaron a trasladarlos fuera de los centros urbanos en que hab�an estado hasta entonces. La aplicaci�n de estas disposiciones fue muy dilatada en el tiempo, por las evidentes dificultades de orden pr�ctico que generaban en las �reas urbanas, pero tambi�n en las zonas rurales. Esta situaci�n es el origen de la creaci�n del Cementerio de Olius.
Para cumplir estas disposiciones gubernamentales, se encarg� en el a�o 1915 al arquitecto diocesano de Solsona - di�cesis a la que pertenece el municipio de Olius - Bernard� Martorell i Puig, hombre de confianza del entonces obispo de Solsona - m�s tarde nombrado Cardenal Francesc d'Assis Vidal i Barraquer -.
Bernard� Martorell i Puig, disc�pulo de Gaud� - que influye fuertemente en su estilo -, fue un arquitecto modernista tard�o, en el que este estilo iba siendo sustituido por el Noucentisme. De hecho, en la capital del pa�s - Barcelona -, en estos a�os casi no se constru�an ya, ni por los m�s entusiastas arquitectos modernistas, edificios de este estilo. Pero, la fuerza con que el modernismo hab�a arraigado en toda Catalu�a, una fuerza basada en la potente convicci�n nacional del pueblo catal�n, hac�a que este estilo hubiera entrado profundamente en el imaginario colectivo como un sin�nimo de emancipaci�n nacional.
Martorell i Puig era tambi�n sobrino de otro gran arquitecto modernista, Joan Martorell i Montells (1833-1906) que propuso a Gaud� como arquitecto de la Sagrada Fam�lia. Con estos antecedentes, no es extra�a la preferencia de Bernard� por este estilo con el cual construy� numerosos edificios religiosos y laicos. As�, pues, el modernismo quiz�s hab�a retrocedido en Barcelona, pero el resto del pa�s lo sent�a como suyo y lo segu�a utilizando como elemento arquitect�nico y art�stico para la realizaci�n de toda clase de obras de arte. Este fue el caso del cementerio de Olius. De las vicisitudes de la construcci�n, se conservan algunos documentos, como la petici�n hecha el 2 de febrero de 1916 por el rector Padre Melit� Perarnau, que pide permiso al obispo para bendecir el nuevo cementerio. Otro documento del 1 de octubre de 1916 detalla el coste de la obra que fue de 2.431'- Pesetas de la �poca (14,61 Euros), tambi�n detalla las contribuciones de los vecinos para sufragar el coste de la obra en proporci�n a su capacidad econ�mica.
El hecho de que los habitantes de Olius hayan mantenido, desde su construcci�n hace m�s de noventa a�os, con amor y respeto su cementerio evitando introducir elementos extra�os, ha permitido conservar su estilo y belleza primitiva.

El arquitecto:
Bernard� Martorell i Puig (1877-1937) nace en Barcelona, curiosamente en una calle - Pasaje Bernat Martorell - que llevaba el nombre de un ilustre pol�tico y escritor antepasado suyo.
Acaba la carrera de arquitecto en el a�o 1902 y muy pronto acaba sus primeras obras en el a�o 1904, se trata del Colegio de las Teresianas, en Vinebre y Can Ferran en Arenys de Mar.
Muy pronto empieza su actuaci�n como arquitecto diocesano no s�lo en Solsona, sino tambi�n en Barcelona y Tarragona. Para la di�cesis de Solsona firma en el a�o 1917 el proyecto de la iglesia de Puigreig, en 1919 la de Figols de les Mines, en 1928 la de Mollerussa.  
Previamente certifica varias obras en iglesias del obispado, adem�s de las obras del seminario conciliar de Solsona el a�o 1918 y la iglesia de Lladurs, el a�o 1921. Quiz�s, su obra m�s importante en el obispado es el cementerio de Olius.
Es autor de otros edificios religiosos como el Convento de Valldonzella de Barcelona (1916), la iglesia y convento de las Oblatas de Bellesguard (1929), la iglesia de Sant Agust� de Sabadell (1932), Iglesia de los Escolapios de Sabadell (1924), Colegio de las Teresianas de Tarragona (1926), Iglesia del Sant�ssim Redentor de Barcelona (1926), la iglesia parroquial de Nav�s (1931).
Edificios civiles a se�alar son: las Escuelas de Capellades y la bodega de la Cooperativa de Cambrils (1921), Can Montal en Arenys de Mar (1921), la casa de Joaquim Duran i Barraquer en Sitges (1929). Una obra muy importante en Solsona es el Hotel Sant Roc, que aunque empezado por el arquitecto Ignasi Oms i Pons�, fue continuado y acabado a su muerte por Bernard� Martorell.
La guerra civil (1936-1939) fue fat�dica para Martorell, puesto que fue encarcelado a su inicio, probablemente debido a sus convicciones religiosas y su trabajo para la Iglesia cat�lica. En el a�o siguiente 1937, muri�.

Descripci�n:
El cementerio ocupa un espacio de rocas ca�das, rodeadas de encinas, en que pr�cticamente no se ha alterado el entorno natural. Se combinan, pues, un s�mbolo de la muerte, las rocas ca�das y un s�mbolo de la vida, las encinas siempre verdes -. La encina es un �rbol de hoja perenne, muy t�pico del pa�s. Estos elementos - muerte y vida - siempre est�n simb�licamente presentes en un cementerio cristiano.
La entrada est� formada por un arco parab�lico t�picamente gaudiniano, de una gran sencillez y elegancia, que encontramos al subir por una ampl�a escalinata de piedra r�stica. Esta puerta, no es la abertura de una valla de piedra, como es habitual en todos los cementerios catalanes, sino que es un elemento edificado entre dos enormes piedras, que con otros elementos naturales sirven de cierre al recinto.
En el interior aparece un espacio relativamente ancho de planta irregular, adaptada al terreno, d�nde las tumbas y los panteones en buena parte excavados en las rocas, siguen el sentido ascendente de la monta�a.
Sobresale una esbelto acopio de peque�as piedras en forma c�nica que culmina en una t�pica cruz gaudiniana de cuatro ramas - siendo el punto m�s alto del cementerio -. Al pie de esta construcci�n encontramos la tumba de los rectores de Olius, de muy sencilla factura con una estrella circular de un di�metro aproximadamente de un metro en que figura siguiendo el c�rculo la declinaci�n en latin de la palabra "Muerte".
Por todo el recinto encontramos, tal y como ya hemos dicho, panteones cortados en la roca, pero tambi�n sencillas cruces de hierro forjado y en todas ellas el nombre de las personas enterradas y la fecha de su muerte como �nicas inscripciones. El mausoleo m�s importante es una sencilla capilla construida de piedra r�stica a la derecha de la entrada del cementerio.
El cementerio de Olius integrado en la naturaleza y el paisaje de su entorno, es un modelo de imaginaci�n, expresividad, libertad, fantas�a y una expresi�n funeraria del arte Modernista popular �nica en Catalu�a y el mundo.

Comparaci�n con otras obras modernistas funerarias:
En Catalu�a podemos encontrar muchas muestras de tumbas y panteones modernistas Arenys, Barcelona, Canet de Mar, Figueres, Lloret de Mar y muchos otros, muy interesantes y dignos de ser visitados, pero como conjunto, el cementerio de Olius es �nico.
Lo mismo podemos decir de otros monumentos f�nebres en otros pa�ses - recordamos a guisa de ejemplo el Crematorio de la Chaux de Fonds en Suiza, algunos panteones de los Cementerios de Mil�n y G�nova en Italia, el Cementerio de Comillas en Cantabria en Espa�a (obra, por cierto, de nuestro Llu�s Dom�nech i Montaner) y muchos otros en varios pa�ses europeos e incluso americanos como algunos panteones del Cementerio de La Habana en Cuba, en Brasil o en Argentina. En general encontramos en todos ellos espectaculares dise�os modernistas de un talante m�s bien aristocr�tico en contraste con la sencillez y el esp�ritu popular y rural de Olius.

Im�genes:
 
Cementerio de Olius - Puerta de entrada Cementerio de Olius - Mausoleo con capilla Cementerio de Olius - Una sencilla cruz de hierro forjado
     
Cementerio de Olius - Panten en la piedra natural. Cementerio de Olius - Una vista de la cruz de cuatro ramas. Cementerio de Olius - Detalle de un pequeo panten.
     
Cementerio de Olius - Piedra, encinas, cipreses y una cruz al fondo. Cementerio de Olius - Pequeo panten de doble nicho. Cementerio de Olius - Panten aprovechando una piedra natural.
     
Cementerio de Olius - Tumba de los rectores con estela circular. Cementerio de Olius - La parte ms alta del cementerio. Cementerio de Olius - Una vista del cementerio.
     
Agradecemos la colaboraci�n de Moss�n Bartrina, Rector de Olius y Director del Archivo del Obispado de Solsona
Fotograf�as con ** publicadas con autorizaci�n del Hotel Sant Roc de Solsona

Otras obras funerarias Modernistas:

Cementerio de Arenys de Mar  Cementerio de Barcelona  Cementerio de Cardedeu  Cementerio de Lloret de Mar  Cementerio de Olius  Cementerio de Sitges  Cementerio de Comillas 

 

SUBIR

ANTERIOR

POSTERIOR

INICIO